Familiares de dominicana que amputaron sus dos piernas claman por ayuda

0
108

A raíz del horrible incidente, a Francheska le amputaron ambas piernas más arriba de la rodilla.

Con el deseo en el corazón de darle una nueva vida a Francheska Duarte Jiménez, de 19 años, su familia decidió apelar a la compasión de la ciudadanía para recabar ayuda económica

La joven madre está recluida en el hospital desde el pasado 18 de diciembre, cuando su pareja, Jorge Ramos Rodríguez, de 22 años, la impactó con su vehículo y la pilló contra una guagua estacionada, en medio de una discusión telefónica, frente a un negocio en la calle Principal de Barrio Obrero, en Santurce. 

Juan Perales, tío de Francheska, declaró ayer que, a pesar de que esperan recibir algunas ayudas del Gobierno, quiere que su sobrina tenga las mejores prótesis disponibles para que logre reintegrarse lo más fácilmente posible a su vida, que gira en torno a su bebita de cinco meses.

A pesar de que Francheska ha estado de buen ánimo y con mucha energía positiva tras recibir la triste noticia, en ocasiones recae en una profunda depresión, de cara a la vista de acusación contra su agresor y padre de su niña, según detalló Perales en entrevista con Primera Hora.

El tío agregó que la bebé tampoco recibe pensión alimenticia, ya que su padre está preso y, tras lo sucedido, no tienen contacto alguno con su familia.

“Hasta el sol de hoy, no sabemos de Jorge, no hemos recibido llamadas de sus familiares… la bebé no recibe manutención, pero a pesar de que la madre de Francheska y su abuela no quieren recibir nada, estamos tratando de hacerle ver que es un derecho que ella tiene y, en un futuro, cuando salga de la cárcel, él va a querer verla porque lo que pasó con Francheska no tiene nada que ver con la niña”, sostuvo Perales.

La situación económica de la familia ha empeorado, ya que Saira A. Jiménez Rijos, madre de la joven, se ha mantenido atendiendo a su hija, a tiempo completo, en el Hospital de Trauma del Centro Médico de Río Piedras, por lo que no ha podido regresar a trabajar. La familia reservará los fondos que reciban de los donativos para ser usados exclusivamente en el tratamiento.

Lenta recuperación

Hace cuatro días, la joven fue sometida a otra cirugía, ya que tenía tejido amoratado. Además, se anticipó que, posiblemente, la próxima semana vuelva a ser intervenida quirúrgicamente.

Hasta el día de hoy, la joven sólo ha podido ver de lejos a su hijita, y a través de las numerosas fotos que tiene adornando las barandas de su cama mientras convalece.

“Tiene trabajadores sociales que la ayudan y recibe terapias físicas, pero leves… ella tiene heridas abiertas… la semana próxima van a hacerle otra cirugía en ambas piernas. A veces no sabemos qué hacer (cuando se deprime)”, agregó Perales.

Los interesados en cooperar con esta joven madre pueden depositar su aportación económica en la cuenta número 040-494-519  del Banco Popular de Puerto Rico  pro fondos Francheska Durán.

Fuente: Primera Hora