Centro de la Mujer Dominicana inicia talleres de prevención violencia doméstica y agresión sexual

2
8

 Los talleres contarán con siete módulos a realizarse todos los martes en horario de 4 a 6 pm en el local de la institución que ubica en el casco de Río Piedras.

Por: Awilda Gómez

Río Piedras, Puerto Rico.- Con el objetivo de reconocer las señales y manifestaciones que tiene la violencia doméstica en la isla para que la mujer abusada pueda desvincularse del agresor, el Centro de la Mujer Dominicana y su directora Romelinda Grullón, iniciaron  un ciclo de talleres titulados “Prevención Violencia Domestica y Agresión Sexual”.

La trabajadora social Noelia Delgado, tuvo a su cargo los temas: violencia domestica, agresión sexual, maltrato verbal y físico, situaciones que confrontan las mujeres por status migratorios, entre otros.

Delgado, habló de los niveles de la violencia doméstica, donde las participantes narraron, con lágrimas en los ojos, sus experiencias amargas y abusivas, y cómo lograron salir de ese ciclo con la ayuda del Centro de la Mujer Dominicana.

La exponente explicó la forma de cómo llevar su caso de maltrato ante los tribunales y los derechos que tienen motivándolas a que no tengan miedo de denunciar a su agresor.

“Ustedes son mujeres valientes, unas sobrevivientes por hablar de sus casos, y eso las ayuda a sanar, porque cuando la mujer está indocumentada  tiene mucho temor  a ser deportada”, dijo.

Manifestó que a veces la policía se burla de las mujeres maltratadas cuando buscan ser protegidas, y en algunos casos, ellas siendo las victimas, los agresores toman la delantera y ponen una querella en su contra quedando estas como agresoras.

“El 80 por ciento de mujeres inmigrantes, son victimas de violencia doméstica, soportando por años en silencio un patrón de abuso, tanto físico como verbal, lo cual siempre termina con la muerte de estas”, expresó.

Delgado enfatizó en que Las mujeres están creando conciencia, porque se están informando sobre todos los derechos que la  protegen, aun siendo indocumentadas, porque existen leyes que la asisten y la protegen como la ley VAWA creada en 1994 por el congreso de los Estados Unidos, beneficiando a las victimas de maltrato y ayudándolas en  el proceso de su status migratorio para que finalmente puedan  obtener  su tarjeta de residente legal.