Radican cargos contra boricua que asesinó dominicana

0
7

Con una de las puñaladas, Torres Soto sufrió una laceración en una mano al partirse el cuchillo que utilizó.

Por Andrés Marte

SAN JUAN, Puerto Rico.- En horas de la tarde de ayer agentes adscritos a la División de Homicidios del CIC Región San Juan, radicaron cargos contra un individuo por asesinato ocurrido ayer en la calle 50 de la Urbanización La Riviera en Puerto Nuevo.

Se impusieron cargos a Hiram Torres Soto, de 48 años, residente la calle 16 de la urbanización Caparra Taracee por éste herir con un arma blanca en múltiples ocasiones hasta causarle la muerte a quien era su pareja consensual Carmen González Núñez de 53 años residente del lugar de los hechos.

El caso fue llevado ante el juez Ricardo Marrero de la Sala de Investigaciones del Tribunal de San Juan, quien luego de escuchar la prueba determinó causa por asesinato en primer grado y tres cargos por Ley de Armas, señalando una fianza de $ 870 mil dólares, la cual no fue presentada, siendo ingresado en la Cárcel Regional de Bayamón.

Este es el primer crimen de violencia doméstica registrado en Puerto Rico este año. El año pasado 2011 se reportaron en la isla unos 28 casos de asesinatos de mujeres que murieron en estas circunstancias de violencia domésticas de mano de su pareja.

Según la agente investigadora de este caso, Yashira Morales, Torres Soto apuñaló al menos seis veces a la occisa tras una discusión que sostuvieron en el apartamento que ésta alquilaba, localizado en el número 1276 de la calle 50 SE de la urbanización La Riviera en Puerto Nuevo.

Fue de allí que el propio Torres Soto, según la investigación, generó una llamada al sistema 9-1-1 pidiendo ayuda médica para su compañera luego de haber discutido con ella y de haberla apuñalado.

Este fue trasladado al cuartel de Puerto Nuevo, hasta donde llegó un hermano suyo, quien no quiso identificarse, pero informó que su hermano trabajaba de Valet Parking y que “iba y venía” al hogar de González Nieves.

Se supo que el cuerpo de la mujer mostraba dos puñaladas en la barbilla, una en el pecho, dos en el área del abdomen y una en la pantorrilla derecha.

Para ser tratado por esto, Torres Soto fue llevado a un hospital, donde se le halló una presión arterial elevada por lo que fue puesto en observación por unas horas.

Por todo eso, al cierre de esta edición la fiscal Vanessa Román Delgado no había radicado cargos aún, pero anticipó que se le someterían los de asesinato en primer grado y violación a la ley de armas.

Según Román Delgado, las autoridades aún no han podido dar con familiares de la occisa porque aparentemente no tenía ninguno en Puerto Rico.

Una van Chevrolet color vino, aparentemente perteneciente a Torres Soto, fue removida del lugar por la Policía de los alrededores de la residencia.