Europa entra en una semana tormentosa

0
2

PARÍS. AFP. La zona euro se apresta a vivir otra semana tormentosa tras la degradación de la nota de solvencia de nueve de sus miembros, entre ellos Francia, España e Italia, mientras resurge el espectro de una quiebra de Grecia.

La reapertura hoy de las plazas financieras mostrará si los inversores han digerido la decisión de la agencia calificadora Standard and Poor’s (SP). El impacto del anuncio, ya anticipado, fue limitado el viernes en las bolsas europeas y en Wall Street, que cerraron con pequeñas pérdidas.

La sanción más espectacular recayó sobre Francia. La agencia retiró a la segunda economía de la Eurozona su máxima calificación (AAA), rebajándola a la segunda mejor posible, AA+. París se descuelga así de Alemania, la única que conserva la mejor nota de solvencia junto con Finlandia, Luxemburgo y Holanda.

También el viernes, las notas de Italia y España fueron rebajadas en dos niveles, las de Eslovaquia, Malta y Eslovenia en uno, y las de Portugal y Chipre degradadas a la categoría de inversiones “especulativas”. La degradación de la calificación de un país se traduce, en general, en un aumento de los tipos de interés a los que coloca su deuda. Francia tendrá una gran prueba el jueves, cuando espera captar entre 7.500 y 9,500 millones de euros, de un total de 178.000 millones programados para todo 2012.

El primer ministro francés, François Fillon, consideró que la pérdida de la triple A no tendrá “consecuencias inmediatas en la vida cotidiana de los franceses”, y destacó en una entrevista al Journal du dimanche el nivel “históricamente bajo” de los intereses de la deuda del país, ligeramente por encima de 3%.

Poniendo fin a dos días de silencio, el presidente Nicolas Sarkozy anunció ayer que a fin de mes presentará reformas a los franceses para salir de la crisis.

Sin mencionar abiertamente la degradación de Standard and Poor’s, Sarkozy presentó la crisis económica como “una prueba que no hay que subestimar ni dramatizar en exceso”, a menos de 100 días de la elección presidencial, en la que se espera compita por un segundo mandato.

Alemania, que se confirma aún más como la gran potencia económica de la Eurozona, mostró este fin de semana una firme solidaridad con París y sus otros socios europeos.

La canciller Angela Merkel afirmó que la Eurozona tiene aún por delante “un largo camino” para recuperar “la confianza de los inversores”, y llamó de nuevo a intensificar los esfuerzos en el continente en favor de unas finanzas públicas saneadas.

Las claves

1.  Amenazas

Los bancos acreedores amenazan con retirarse de un plan de eliminación de 100,000 millones de euros de deuda pública griega. A falta de acuerdo sobre ese plan voluntario de reestructuración, el país podría entrar en un default incontrolado a fines de marzo.

2.  Suspensión

Las negociaciones entre el gobierno griego y sus acreedores privados fueron suspendidas el viernes, y se espera que se reanuden el miércoles.

3.  Mala noticia

Una eventual rebaja de la nota de solvencia del FEEF sería una mala noticia.