Vientos de cambio

0
3

El cambio verdadero, el que muda las estructuras y esencias de las cosas, no es una simple operación cosmética, de moda o superficial, sino que se fundamenta en innovaciones y transformaciones culturales, tanto las que se refieren al modo en que se hacen las cosas como las que se refieren al sentido e interpretación –el modo en que se perciben y conciben las cosas.

Por: Henry Molina | perspectivaciudadana.com

Desde que en los últimos 20 años del siglo pasado comenzaron a desarrollarse las transformaciones que darían origen a la sociedad del conocimiento y más tarde a la sociedad red, los impulsos transformadores se han ido gestando uno tras otro, trasladándose y sobreponiéndose, tejiendo redes de acciones e interacciones planetarias fundamentadas en la tecnología y en los hábitos sociales, y realimentándose cada vez en olas cada vez más próximas y con tiempos de sucesión cada vez más breves.

Hoy, cerca de dos mil millones de personas participan de una u otra manera en la intensa red global y los cambios tecnológicos se siguen sucediendo con cada vez mayor velocidad. Y a la cabeza de todas estas olas de cambio se encuentran cientos de millones de jóvenes y adolescentes, que son los primeros en otear los horizontes que marcan las nuevas tecnologías y la nueva cultura de la información, de la comunicación y de la interacción global.

Los vientos de cambio, las redes de la innovación cultural y social, tienen en los jóvenes a sus protagonistas. Es un fenómeno que apenas comienza, que se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo.

Y la sociedad dominicana está participando activamente en los diversos aspectos de este fenómeno global: nos empujan vientos de cambio. Hay que ajustar velas y dirigir el timón en el sentido correcto.

 

Fuente: http://www.perspectivaciudadana.com