Mercado cambiario movió US$17,850 MM

0
5

El mercado de divisas movió el año pasado alrededor de US$17,850 millones, un promedio diario de US$70 millones, tomando en cuenta las operaciones de lunes a viernes de cada semana, según datos preliminares del Banco Central (BC).

El peso dominicano ha mostrado una relativa estabilidad a pesar de los vaivenes de la economía global y la presión que pone la factura petrolera en la cuenta corriente de la balanza de pagos. La moneda nacional apenas se ha devaluado en aproximadamente un 2.8%, al pasar de RD$37.54 a RD$38.59 en promedio.

Las autoridades monetarias aseguran que US$70 millones en operaciones netas al día, con un alto grado de apertura, satisface la demanda de divisas de los agentes económicos y ayuda a mantener la estabilidad relativa del tipo de cambio.

De ser así, los datos dan fe de que la estabilidad que ha mostrado la economía no está relacionada con la entrada de capital vía el financiamiento, ya que el promedio anual en los últimos años está en poco más de US$800 millones. El producto interno bruto dominicano (PIB) es de aproximadamente US$53,000 millones.

En declaraciones a LISTÍN DIARIO, Héctor Valdez Albizu, gobernador del BC, señaló que durante el período 2007-2011 el promedio anual de la factura petrolera, un elemento que influye en el mercado interno de divisas y por ende en la tasa, es equivalente a 7.5% del PIB.

“Esto quiere decir que si el país no importara petróleo, la cuenta corriente estaría prácticamente en equilibrio, incluso con un pequeño superávit. Este déficit, que tanto preocupa a los empresarios, ha sido financiado en gran parte por una significativa entrada de capitales, principalmente en la forma de inversión extranjera directa, que en 2011 superará los US$2,300 millones. Esto es reflejo de la confianza de los inversionistas extranjeros en la estabilidad macroeconómica del país”, explicó.

En 2010 la factura petrolera terminó en US$3,427 millones, un 29.8% por encima del año anterior cuando totalizó US$2,405.7 millones.

Para este año se contempló con el Fondo Monetario Internacional (FMI) una factura por compra de combustibles de US$3,544 millones, un aumento de apenas 3.7%, lo cual deberá ser sincerado si se toma en cuenta los precios del petróleo.

En declaraciones recientes a este diario, el economista Henri Hebrard estimó que con los precios del crudo, por el rumbo que han seguido, habría que esperar que la factura crezca en US$1,000 millones al finalizar el 2011, un incremento similar al año pasado.

“Estos precios del petróleo provocarían un desfase muy importante, ya que se esperaba que la balanza de pagos permitiera un saldo positivo de US$300 millones, que a su vez permitiría incrementar el nivel de las reservas internacionales. Yo creo que esta meta no es alcanzable con estos precios del petróleo”, explicó el experto.

Para Hebrard, el comportamiento seguido por el petróleo brindó la necesidad de renegociar una serie de metas contempladas en el acuerdo con el FMI, ya que no es lo mismo tener un entorno con un petróleo a US$82 el barril frente a una situación en la que el crudo debe ser comprado a más de US$100 y una serie de alimentos a precios muy elevados.

Según dice, la cotización del petróleo afectó a casi todos los números de la economía, por lo que el primer impacto deberá ser sincerar las metas. Estas declaraciones de Hebrard se dieron en un contexto en que el gobierno y el Fondo le daban la quinta revisión al acuerdo.