www.diasporadominicana.com

José Juan Barea con los Mavericks de Dallas

Minneápolis, Minnesota – El peor equipo de la pasada campaña le ganó esta noche al mejor y José Juan Barea estuvo en el lado ganador.

Con un impresionante avance de 15-0 para cerrar el partido, los Timberwolves de Minnesota superaron 99-82 a los campeones Mavericks de Dallas para alcanzar su primer triunfode la temporada en cuatro compromisos. Y para Barea, el reencuentro con sus excompañeros no pudo haber sido más dulce: su primera victoria en el uniforme de los Timberwolves.

El boricua terminó el partido con ocho puntos, tres rebotes y dos asistencias en 16:50 minutos de juego. También lanzó de 11-4 de campo. Barea salió del encuentro con 10:48 del periodo final y, posteriormente, caminó al camerino. Más tarde retornó al banco y se gozó el triunfo. Kevin Love lució con 25 puntos y Ricky Rubio logró 14 puntos con siete asistencias para guiar a los Timberwolves. Dirk Nowitzki fue el mejor por Dallas con 21 puntos.

Jason Terry estuvo apagado con 10 tantos al lanzar de 11-4 de campo. Barea retornó anoche a cancha luego de perderse el partido del viernes ante el Heat de Miami por una dolencia en el ‘hamstring’ izquierdo. Y no fue hasta minutos antes del partido que el boricua confirmó su participación al calentar sin ninguna dolencia. Barea hizo su entrada al tabloncillo con 4:08 del primer parcial.

En la mesa de anotaciones, el base intercambió palabras con su exdirigente Rick Carlisle antes de recibir una ovación del público local. Y no perdió tiempo en marcar su primera cesta con 2:54 en el reloj, y dejar manifiesta su otro rol dentro del tabloncillo como líder.

Se vio a un Barea más vocal en medio de la acción, hablándole constantemente a sus jugadores. “¡Ataca!”, le gritó a Rubio en una penetración del español. Y no solo con sus palabras ayudó en la primera mitad, sino también con sus acciones. Fue el mejor en la primera parte del juego por su equipo con ocho puntos en 8:56 minutos.

Tiró de 9-4 y recuperó dos rebotes. En la mitad, Barea defendió a Jason Kidd y a Jason Terry. Terry fue quien defendió a Barea. Minnesota dominó la primera mitad, 50-41. Dallas tuvo problemas con su ofensiva al apenas registrar un 37% en sus tiros de campo.

El dominio de los Timberwolves continuó al comienzo del tercer periodo con Barea calentando en una bicicleta estacionaria. Minnesota aumentó su ventaja a 15 puntos, 60-45, pero los Mavericks ripostaron con 10 puntos seguidos para cerrar el marcador. Minnesota se recuperó y cerró el tercer periodo con delantera de 82-72. Llegó el cuarto periodo uno crítico para los Timberwolves por lo sucedido en los partidos anteriores. Anoche la historia fue diferente aunque por un momento se creyó que se iba a repetir. Dirk Nowitzki anotó siete puntos al hilo y Dallas se pegó 84-82 con 5:36 por jugar.

Nowitzki estaba caliente y Minnesota necesitaba responder. Y su estelar Kevin Love así lo hizo con la ayuda de Rubio. Love atinó triples seguidos y los Timberwolves respiraron 90-82 con 4:51 para la alegría de su fanaticada.

El avance de los locales continuó con tres asistencias consecutivas de Rubio en una magistral demostración de su capacidad para pasar el balón. Rubio encontró dos veces a Anthony Tolliver desde la línea de tres puntos y a Love en la pintura para que el avance aumentara 14-0 y la delantera fuera de 16 puntos, 98-82, con 2:02.

El segundo triple de Tolliver provocó un fuerte estallido en las tribunas pareciendo definir el encuentro. El Nuevo Dia

URL: http://diasporadominicana.com/?p=7223

Escrito por en Ene 2 2012. Archivado bajo Deportes, Multimedia. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

300x250 ad code [Inner pages]

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Primer Periódico Digital Dominicano en Puerto Rico y Primero con noticias de la Diáspora Dominicana en el Mundo (Derechos Reservados)
Designed by Gabfire themes