Año 2012: alta dosis de optimismo y acción

0
6

Las predicciones del Fondo Monetario Internacional con respecto al desenvolvimiento de la economía dominicana para los próximos meses del año que habrá de iniciarse en apenas 24 horas, son altamente halagüeñas. Estas estiman un crecimiento por el orden del 4 – 5% del PIB.  

Por Donald  Rowland

No obstante, la llegada del año 2012 abre un nuevo capítulo para la vida de la colectividad dominicana. Un capitulo que a pesar de su virginidad hereda de su antecesor un cúmulo de dificultades, en prácticamente todos los órdenes del quehacer cotidiano de la nación.

La situación de crisis económica vivida por las grandes economías de los países de la comunidad europea, unida a la recesión sufrida por la propia economía Norteamericana durante el ya agonizante año 2011, provocó un sentimiento generalizado de aprehensiones, temores y preocupaciones durante todo el periodo, matizado por el comportamiento reservado de la gente frente al consumo, en los espacios últimos del año que recién finaliza, sirviendo estos de crisol para la conformación del ambiente de escepticismo que ha predominado durante ese periodo.

En consecuencia, es una realidad insoslayable que el entorno de dificultades económicas que aparentemente seguirá afectando el desenvolvimiento de las actividades del sector productivo nacional, a consecuencia de la influencia provocada por la indefinición de los problemas que afectan a las grandes economías del mundo, por lo menos en un futuro de corto y mediano plazo, exigirá de todos un mayor esfuerzo para la consecución de los objetivos de negocios en sentido general.

Y para alcanzar estos objetivos en un entorno de competencia global se hace imprescindible el uso con mayor intensidad de las herramientas estratégicas del mercadeo, la publicidad y los medios de comunicación, probados instrumentos de dinamización de las economías principalmente en circunstancias como las que nos aguardan en este inicio de año.

Es tiempo por tanto, de hacer uso de los mecanismos de posicionamiento y mercadeo de la Republica Dominicana, mediante la puesta en acción de la estrategia por excelencia de promoción y proyección global de estos tiempos, como es el de la Marca País.

La adopción e implementación de una política de estado de imagen país, será un importante complemento que contribuirá al aumento de las actividades económicas y comerciales de la República Dominicana. Ello así, en el convencimiento de que los países donde se ha adoptado una estrategia para el establecimiento de políticas de estado de imagen país, han logrado un incremento significativo en la captación de nuevas inversiones extranjeras, en la diversificación de  sus ofertas turísticas, así como en el incremento de la inserción de sus ofertas exportables en los diferentes mercados internacionales.

Con el aporte individual de una alta dosis de optimismo, esperanza, inteligencia y acción estamos seguros de que serán superadas todas las dificultades y el 2012 será uno de los años de  mayor productividad, progreso y desarrollo para todos los dominicanos.

*El autor es mercadólogo