Yerno del rey de España declarará como imputado

0
15

Madrid.-El yerno del rey de España, Iñaki Urdangarin, fue llamado a declarar en calidad de imputado el 6 de febrero ante el juez encargado de investigar un caso de presunta corrupción, lo que da una nueva dimensión al primer escándalo que salpica al popular rey Juan Carlos.

El juez de instrucción José Castro Aragón también levantó el secreto judicial del caso, precisó el tribunal superior de justicia de Baleares en un comunicado.

El duque de Palma declarará ante el juez en Palma de Mallorca, en presencia de su abogado Mario Pascual Vives. El letrado, también portavoz de Iñaki Urdangarin, dijo ayer jueves, ante los periodistas, que su cliente era “totalmente inocente”.

“De todo lo que ha ido saliendo, de todas las valoraciones, de todas las informaciones, pues lógicamente han dañado o pretendían dañar dijéramos su honorabilidad”, dijo en referencia a los medios que publicaron revelaciones sobre el caso.

“Ahora tendrá la oportunidad, como él ha dicho en un comunicado, de poderla empezar a defender”, añadió.

“La imputación no modifica nuestra posición. Seguimos con el máximo respeto a la actuación judicial, que es la misma postura que hemos tenido siempre en este asunto. No tenemos ningún comentario que hacer”, declaró un responsable de la Casa del Rey.

Iñaki Urdangarin, ex campeón de balonmano de 43 años, casado con la infanta Cristina, la menor de las hijas del rey Juan Carlos y la reina Sofía, ha sido mencionado en una investigación por corrupción en la que está implicado el Instituto Noos, una sociedad de mecenazgo que presidió entre 2004 y 2006.


UNA INVESTIGACIÓN EN CONJUNTO

La investigación tiene lugar sobre todo por 2.3 millones de euros cobrados por la sociedad para la organización del Forum Illes Balears, un congreso sobre turismo y deporte que tuvo lugar en 2005 y 2006. Diego Torres, entonces socio de Urdangarin, ya fue inculpado en el caso. Invitado por el rey desde 2006 a abandonar la presidencia de Noos, el duque de Palma aceptó ese mismo año un cargo en Telefónica que lo obligó a mudarse a Washington en 2009, donde vive todavía con su familia.

Una manera para el soberano de poner un “primer cordón sanitario o cortafuegos”, entre su yerno y la institución, explicó a la AFP la periodista Pilar Urbano, quien más ha escrito sobre la familia real.

El miércoles, la Casa del Rey publicó sus cuentas por primera vez desde la llegada de la democracia en España.

Esta decisión fue interpretada por la prensa como un gesto de transparencia en un momento en que el caso Urdangarin empaña la imagen de la discreta familia real.AFP