En manos del pueblo el futuro de Puerto Rico

0
3

Frente a la estatua del ex gobernador Luis A. Ferré, patriarca del movimiento estadista moderno de Puerto Rico, el Gobernador de Puerto Rico, Luis G. Fortuño, convirtió en ley hoy legislación que viabiliza la celebración de una consulta de estatus al pueblo de Puerto Rico, a celebrarse el próximo 6 de noviembre de 2012.

“Este es el asunto más importante y trascendental que tendremos que decidir juntos, como Pueblo, en toda nuestra historia”, dijo el Gobernador.

“Cabe señalar que la consulta que se llevará a cabo el próximo 6 de noviembre de 2012 cumple con los parámetros delineados por el Grupo del Trabajo de la Casa Blanca sobre el Estatus de Puerto Rico, tanto bajo el presidente Obama como el presidente Bush, para viabilizar un resultado justo y legítimo entre las distintas alternativas de estatus para Puerto Rico”, dijo el Primer Ejecutivo.

El Gobernador explicó que con la firma de la ley, se celebrará una sola consulta plebiscitaria consistente en dos preguntas contenidas en una misma papeleta.  En la primera pregunta el Pueblo deberá contestar, con un sí o un no, si quiere mantener la condición política presente sujeto a la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos.  En la segunda pregunta los electores deberán seleccionar entre alternativas permanentes, no territoriales. “De esta forma, atendemos el reclamo de que el proceso sea uno justo e inclusivo y no se excluya a ningún sector significativo”, indicó el Gobernador.
En cuanto a la primera pregunta, Fortuño recalcó que “todo proceso encaminado a resolver el futuro político de Puerto Rico parte de la premisa de que la situación actual ya no cuenta con el respaldo mayoritario.  Por ende, en la primera pregunta de la consulta, el asunto fundamental es constatar si los puertorriqueños están insatisfechos con el ELA territorial y si, en consecuencia, queremos elegir otras opciones”.

 El Gobernador enfatizó que el proceso de consulta seleccionado combina varios elementos importantes entre las alternativas presentadas por el Grupo de Trabajo de la Casa Blanca y maximiza sus fortalezas.
 “La inclusión de las dos preguntas en una misma consulta, en una misma fecha y en una sola papeleta garantiza un proceso más simple y menos costoso”, apuntó.  “Por otra parte, en un solo evento, sabremos con claridad, primero, si nuestro pueblo desea mantener el estatus político territorial actual y segundo, sabremos cuál de las alternativas para dotar al pueblo de Puerto Rico de un estatus no territorial tiene un mayor respaldo de los puertorriqueños”, manifestó Fortuño.
En la segunda pregunta de la consulta, el electorado debe contestar, irrespectivamente de su contestación a la primera pregunta, cuál de las siguientes alternativas prefiere: Estadidad, Independencia o un Estado Libre Asociado Soberano, fuera de la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos, que se basaría en una asociación política libre entre Estados Unidos y Puerto Rico, como dos naciones soberanas.
“Con esta ley, damos fiel cumplimiento al compromiso contraído con nuestro Pueblo de consultarle sobre su preferencia de estatus dentro del presente cuatrienio”, agregó el Gobernador.  “De esta forma, los funcionarios electos en noviembre de 2012 tendrán un mandato claro del Pueblo para resolver el problema del estatus de conformidad con la consulta y hacer gestiones que conduzcan a su solución desde el primer día de su nuevo mandato”, declaró.  Conforme a la ley, se dará notificación oficial de los resultados de la consulta al nuevo Congreso y al Presidente, para que actúen en conformidad con la voluntad expresada por el Pueblo de Puerto Rico.