Jóvenes por una nueva práctica política

0
4

Los jóvenes que han asumido un compromiso social y político en los actuales momentos, lo hacen en una época caracterizada por una gran incertidumbre y por la falta de certezas respecto hacia dónde vamos como colectividad. Esta es una significativa diferencia con las generaciones anteriores, las cuales contaron con utopías que alimentaban su esperanza en el difícil camino de construir una mayor justicia social y una democracia más efectiva.

Por Javier Cabreja

Por Los actuales, además, son tiempos de una generalizada desconfianza en lo público. Esto ha provocado que una parte importante de la población opte por la búsqueda de soluciones individuales a problemas que requieren de respuestas del conjunto de la sociedad. Esto parece reforzar la visión de que lo importante es el interés individual y peor aún, el tener cada vez una mayor capacidad de consumo. Según el historiador inglés Tony Judt “hay algo profundamente erróneo en la forma en que vivimos hoy …hemos hecho una virtud de la búsqueda del beneficio material”. 

El poseer bienes materiales se ha convertido en la principal preocupación de muchos, lo que los mantiene indiferentes frente a los principales problemas de nuestra sociedad.

Es en medio de esta difícil situación que les ha tocado trabajar a los y las jóvenes que están comprometidos en organizaciones sociales y partidos políticos en nuestro país.

Este compromiso juvenil debe tener en cuenta que hacer política hoy, implica construir esperanza y sentido de identidad colectiva, superando el desencanto y las actitudes individualistas. Esto supone, recuperar valores como el compromiso en procura de una democracia que dé respuestas a las necesidades y expectativas de la gente.

Para lograr esto, no basta la integración de más jóvenes en las organizaciones partidarias o en las instituciones de la democracia. Se requiere que estos jóvenes contribuyan a dar un nuevo sentido a la política dotándola de formas distintas de ejercerla y de propuestas creativas que permitan trascender el autoritarismo, el caudillismo y la búsqueda del beneficio individual en el ejercicio de esta actividad.

Por estas razones, vemos como muy positiva la reciente creación de la Red de Jóvenes Líderes de Partidos Políticos y Organizaciones de la Sociedad Civil. En ella confluyen líderes de todos los partidos políticos reconocidos y de diversas organizaciones sociales. Es la primera red de esta naturaleza que se crea en la historia política del país.

Esperamos que esta iniciativa, con su práctica y su discurso, pueda asumir con éxito el enorme reto de lograr el re-encanto con la política de las generaciones actuales.

*El autor es vicepresidente ejecutivo Participación Ciudadana