www.diasporadominicana.com

Moraleja para un estúpido

Una vez un hombre quería llegar a ser un hombre importante, pero no tenía las condiciones materiales ni intelectuales que le exigía tener la sociedad para ser importante. Esto lo frustró y el  hombre se sentó a la vera de un camino a insultar y a burlarse de todo el que pasaba y  pensaba que no tenían tampoco esas condiciones.

Por Andrés Marte

Un día reflexionó, pero porque yo critico a los demás que no tienen estas condiciones materiales ni intelectuales para ser importante, si yo tampoco las tengo. Un día se propuso conseguir ambas cosas a cualquier precio. Las intelectuales, como no tenía el talento para ostentarla como propia,  pensó que  podía conseguirlas del trabajo de otro, y  comenzó apropiarse de lo ajeno  y exhibirlo de su propiedad.

Pero un  día comenzó hablar mal de la vida de un hombre que no conocía, pero este hombre sabía que a un intelectual famoso le habían robado una obra. Cuando vio que el impostor tenía la obra, el hombre informó al pueblo lo que había hecho este y fue desenmascarado y juzgado.

Esto  enfureció y  frustró al impostor y planificó, entonces, conseguir las cosas materiales, ya que no pudo conseguir las intelectuales.  Pensó que  a través de la política se puede robar y nadie dice nada. Se buscó un candidato a la presidencia de su país y pensó: “ si gana mi candidato me dará un cargo importante, y robándole al pueblo conseguiré las cosas materiales que me harán importante en la vida”.

Pero como lo único que sabía era insultar y burlarse de los demás, dio rienda suelta inventándose cosas malas de los contrarios, las que propagaba para conquistar gente para su candidato. Como el pueblo ya sabía que era un impostor insolente, no le creyó y perdió su candidato. Ahora el burlador pretende seguir  insultando….pero no se burla, porque otros se burlan de él.

Reflexionando la diferencia entre un sabio y un mediocre, es que el mediocre trata de imitar al sabio y apropiarse de lo del sabio y hacer creer que es de su propiedad. La mediocridad no compite con la sabiduría, sino que la envidia, reconociendo que es superior, y que cuando se apaga el foco externo del sabio, se prende el interno de su experiencia, que no se improvisa.

El que piensa que es, y no es, se está engañando así mismo, es un imbécil. Los de mayor edad saben lo que han sido, los de menor edad, no saben lo que serán. El que ha vivido  más no se ha rendido,  se puede rendir, el que ha vivido menos y no ha conseguido lo que quiere.

Si no conoces a alguien, Cómo sabes de su vida pasada? , “es de estúpido responder a un asunto, antes de conocerlo”, dice un proverbio bíblico. Se impresiona con los méritos propios, no con los ajenos, se le dijo una vez a un plagiador, distorsionador.

El que sabio habla de su vida, no habla para impresionar, lo hace  para que el más joven la conozca y no hable de él sin conocimiento de causa.   El sabio por haber vivido más ha dado más bandazos que  el más joven, que no puede vivir de lo que ha aprendido, y sólo ve bandazos en la vida de otros.

“Cuando los poliqueros te han engañado  y  pretenden seguir engañándote,  otra vez, es de sabio abandonarlos con un bandazo hacia La Dignidad”, dijo una vez un sabio engañado.

Los años  vivido nunca se repiten, son experiencias nuevas, y lecciones aprendidas que el más joven, si tiene la suerte de vivirlos, quisiera alcanzar; y La mayor estupidez es juzgar la vida de otro sin conocerlo, cuando tu vives en peores condiciones,  se le dijo una vez a un Truhán, Burlador, Burlado.

*El autor es comunicador y

productor del programa de radio

“Entre Borinquen & Quisqueya”,

L/V 7:00 PM. Vintage 870 Am

URL: http://diasporadominicana.com/?p=6615

Escrito por en Dic 25 2011. Archivado bajo Multimedia, Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

300x250 ad code [Inner pages]

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Primer Periódico Digital Dominicano en Puerto Rico y Primero con noticias de la Diáspora Dominicana en el Mundo (Derechos Reservados)
Designed by Gabfire themes