Epicentro de temblores fue en el Canal de la Mona

0
5

La Red Sísmica registró uno de 5.1 y otro de 5.3 en la escala Richter. También hubo una réplica de 3.0. No hubo alerta de tsunami. Cientos de personas los sintieron en varios municipios

Dos temblores, uno de 5.1 y otro de 5.3 en la escala Richter estremecieron la Isla esta madrugada, y un tercero de 3.0 de magnitud alcanzó a ser sentido también por algunos residentes del área Oeste.

Según la Red Sísmica de Puerto Rico, los sismos ocurrieron en el canal de la Mona y se sintieron alrededor de toda la Isla.

Pese a que los sismos ocurrieron en el mar, la propia Red Sísmica advirtió en su portal cibernético que no existe ningún peligro de tsunami para Puerto Rico.

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, la primera sacudida fue de magnitud 5.1 y la otra de magnitud 5.3. Ambos ocurrieron en el Pasaje de la Mona, con apenas tres minutos de diferencia, a las 2:06 a.m. y 2:09 a.m.

La primera sacudida tuvo un epicentro a 14 km de profundidad y fue ubicado en los latitud 18.101 grados Norte longitud -67.350 grados Oeste, o sea, a apenas 14 millas al oeste de Mayagüez.

El segundo temblor fue a 17 km de profundidad, en la latitud 18.126 grados Norte, longitud -67.303 grados Oeste, a solo 11 millas al oeste de Mayagüez.

Un tercer temblor de 3.0 de magnitud ocurrió a las 2:14 a.m. en la misma zona del Pasaje de la Mona, a solo 7.2 km de profundidad.

Antes, en las últimas horas de la noche anterior, se habían registrado tres temblores de menor magnitud al noroeste de Puerto Rico.

Según los datos de la Red Sísmica de Puerto Rico, el segundo sismo alcanzó a sentirse con una intensidad de V en la escala Mercalli Modificada en el área de Mayagüez, lo que quiere decir que la mayoría de las personas los sintieron y que posiblemente puedan haberse producido algunas grietas en las edificaciones.

El primer temblor alcanzó una intensidad máxima estimada en IV, también en la zona de Mayagüez, mientras que el tercer tuvo una intensidad máxima estimada en III.

Luego de los tres sismos de esta madrugada, la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD) reiteró en un comunicado que no había peligro de tsunami, y dijo que no se habían registrado daños.

Varias personas se comunicaron con este diario para informar que sintieron el fenómeno bastante fuerte y algunos incluso tuvieron que salir de sus casas.

En las redes sociales cientos de personas de diferentes municipios de la isla comentaran sobre el suceso.

“Se cayeron los libros, se rompió figuras de cerámica y gritábamos tírate al piso, tírate al piso. Esto se jamaqueó”, comentó uno de nuestros usuarios residente el San Sebastián.

“La silla se movió como si alguien la estuviera sacudiendo. También escuché el rugido de la tierra y eso es lo más que asusta”, narró uno de nuestros editores del periódico, residente en Caimito.

Otros pueblos en donde se sintió fue en Caguas, Toa Alta, Gurabo, Mayaguez, Añasco, entre otros.

Nuevo Dia