Hipólito recoge $20 mil en Puerto Rico , integra reformistas

1
74

En esta visita, Mejía, que según dijo será la última antes de las elecciones, espera reunir $ 200,000 para engrosar los millonarios fondos de su campaña.

El candidato presidencial del PRD, ingeniero Hipólito Mejía conversa con el empresario dominicano Rubén Suriel, presidente del Sector Exterior que organizó el desayuno de recaudación de fondos.Foto/Borinqueya.net

Por SUCRE VASQUEZ

SAN JUAN, PR.-Hipólito Mejía, candidato del PRD a la Presidencia de la República Dominicana,vino a Puerto Rico para levantar los ánimos de su militancia y en un concurrido desayuno ( a $ 100.00 el cubierto ) en el legendario hotel Caribe Hilton pudo enamorar y conquistar a un importante segmento de la filial del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), encabezado por el presidente de esa entidad política, Francisco Almánzar.

Esta noche, Hipólito Mejía asistirá a una cena, auspiciada por el poderoso alcalde de Guaynabo Héctor O’ Neill en la que se recaudarán $150,000 a $ 10,000 el cubierto, a la cual asistirán 15 millonarios dominicanos y puertorriqueños con intereses en la República Dominicana.

Era evidente en el desayuno que más o menos habían sanado las heridas causadas, de parte y parte, en la pasada primaria en la cual Miguel Vargas resultó derrotado por la maquinaria de Mejía. Aunque Hipólito sigue con su habitual sentido del humor, se le pudo notar más tranquilo y cuidadoso. “Danilo está tranquilito, su aguja no se mueve: si las elecciones fueran hoy le sacaría 12 puntos de ventaja por encima, no puntos porcentuajes”, acotó el candidato presidencial.

Era obvio en el desayuno que los anteriores partidarios de Vargas Maldonado buscan la reconciliación con sus compañeros de partido. “Si persiste la división, el oficialista PLD, que cuenta con enormes recursos económicos puede echar por tierra la ventaja virtual del compañero Mejía. Tenemos que olvidar el pasado y unirnos todos con Hipólito”, dijo el dirigente perredeísta que pidió reservas de su nombre.

Mejía, al juramentar a los dos grupos reformistas, reiteró su gran amistad con el finado presidente a quien describe diciendo que “Balaguer era para mi casi igual que mi papá ( político) Antonio Guzmán”. Para fundamentar sus palabras, Mejía hizo subir a la tarima a un nieto de Balaguer y a un hijo del finado caudillo, lo que arrancó fuertes aplausos en la concurrencia.

Durante el encuentro, Mejía estuvo rodeado ( como ocurre siempre en política) de las mismos operadores que lo impulsaron en su gobierno anterior del 2000-2004: el empresario Felipe Frías y el chef Giossepe Acosta, ambos, al término de su Gobierno, se quedaron con enormes fortunas en la República Dominicana. El millonario y empresario Rolando Cabral también estuvo sentado en la mesa con Mejía, como es habitual en él “bailar” siempre con los que están en el poder, o con amplias posibilidades de llegar a la Presidencia.

“Tanto en Puerto Rico como en su nativa República Dominicana, Rolando Cabral siempre se agencia la forma de echar en su saco a los políticos poderosos en busca de un posible negocio. Ese ha sido el factor clave del meteorológico crecimiento de su firma American Parking”, dijo un observador.

Detalle relevante, fue que la Presidenta de la Cámara de Representantes Jeniffer González estuvo presente en el desayuno, acomodada justo al lado de Mejía. “Me alegra ver que Jeniffer tiene gran simpatía en la comunidad dominicana”, dijo el candidato presidencial desde la tribuna. En efecto, Jeniffer ha sido electa en tres ocasiones por el precinto electoral número 3 electoral de Puerto Nuevo, San Juan, en el cual reside una gran población de dominicanos, muchos con derecho al voto.

Esa es, en esencia, la política, un juego de intereses, con sus fanáticos, empresarios y grandes beneficiarios.