Mejía juramenta movimiento independiente en Santiago

0
3

SANTIAGO.-Hipólito Mejía, candidato presidencial por el Partido Revolucionario Dominicano, aseguró el viernes que todavía en el país existe una alta proporción de hombres y mujeres con la suficiente dignidad y el coraje, para enfrentar el deterioro moral de la nación, cuya participación en la política, representa una garantiza que la Patria no está en peligro.

Afirmó que la gran corrupción engendrada por las actuales autoridades, reclama que todos los sectores bien intencionados de la vida nacional, deberemos producir un gran acuerdo nacional, para evita la frustración colectiva que persiguen los actuales dirigentes del gobierno e iniciar el desarrollo de un Plan de Nación que incluya y reclame el aporte de todos los sectores a trabajar por el logro de sus anheladas aspiraciones de vivir en una sociedad más justa y mejor para todos.

Al juramentar el Movimiento “Independiente con Hipólito” que preside el destacado empresario hotelero y de la comunicación de Santiago señor Ulises Polanco, el presidente Mejía afirmó que el pleito contra esta malsana forma de gobernar la nación está echado, ya que, “a quienes nos duele la suerte del pueblo, no podemos permitir que este país se lo continúen llevando para la casa de un grupito, como si fuera su patrimonio personal”.
Declaró que ´´la Patria nos ha llamado a todos y estamos en pie de lucha,´´ al tiempo de exhortar a la juventud, a la cual le aseguró, que acabará con el relajo en la República Dominicana, al considerar que nada ni nadie tiene derecho a jugar con los dineros ni la miseria de la gente.
Manifestó, que nadie tiene derecho a jugar con las redes de comercialización de gente que tiene 30, 40 y 50 años que la ha heredado de sus antepasados ni con las actividades licitas a que tenemos derechos todos los dominicanos,
Consideró que un grupo insignificante de funcionarios y amigos del gobierno se reparten los principales contratos del Estado, jugando así como con la dignidad y el decoro de los pobres campesinos que han sido golpeados por una política abusiva e irresponsable de importaciones.
Sostuvo que nadie tiene derecho a jugar con las aduanas y con las instituciones recaudadoras ni mucho menos que estas se conviertan en instituciones de chantaje, lo que ha afirma sucede en la actualidad.