Inventor dominicano en Puerto Rico presenta primer robot verde del mundo

0
8

El robot se llama R3F y recoge fosfato flotante fugitivo y cuenta con generación de sensores que envían información 24 horas a la computadora de control sobre los procesos.

Por Gheidy de la Cruz

San Juan, Puerto Rico.- Con más de 50 inventos registrados, y en vía de patentes,  un dominicano radicado en la isla, presentó su más reciente creación denominado “El primer robot verde del mundo”, que permite tomar decisiones rápidas y controlar situaciones operacionales en tiempo real, sobre el tratamiento y filtración de aguas usadas en plantas de acueductos y alcantarillados.

El inventor Omar de la Rosa, que participó en el proceso para detener el mayor derrame de petróleo en el Golfo de México, ofreció detalles del robot, de cuarta generación, y que llama R3F 138.

El robot ganó dos premios en una feria científica como mejor tecnología y como equipo único para tratamientos de aguas usadas. Tiene varias aplicaciones para control de grasas, aceites, gases, fosfato, materiales orgánicos en plantas de tratamiento, hoteles, restaurantes, entre otros.

Ante medios locales y un nutrido público de especialistas, se presentó el funcionamiento del robot a través del internet, en tiempo real, ya éste opera en la planta regional de Arecibo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico.

De la Rosa explicó que su invento reduce el peligro de salud y seguridad para los operadores expuestos a las grasas, fosfatos flotantes, aceites y otros contaminantes que llegan en millones de galones de aguas usadas a las cuales hay que tratar antes de enviarlas al mar.

Indicó que sin un robot como ese la operación sería manual, lo que contribuye además al cumplimiento con distintas agencias de gobierno como la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), Junta de Calidad Ambiental y el Departamento de Salud.

Señaló que el robot desempeña un control de calidad de agua desde un escritorio, sin tener que enviar a inspectores a unas 80 plantas que opera acueductos en la isla.  También permite optimizar el cumplimento de las leyes ambientales desde un centro remoto.

Agregó que el uso de esta tecnología ahorraría millones de dólares a los consumidores, y decenas de operadores que hoy hacen labor manual, ya no se expondrían a los riegos de contaminantes y accidentes.

“El robot R3F ayuda con el problema de los materiales orgánicos que dañan las represas y lagos con lo cual reduciría los dragados que cuestan millones de dólares al gobierno”, dijo.

El científico Omar de la Rosa participó en la construcción del robot presentado por la clase graduanda de 1998 de ingeniería eléctrica de la Universidad Politécnica de Puerto Rico, “nuestros clientes son la salud del plantea en los cuerpos de agua, la vida marina y la de los seres humanos, mi tecnología no tiene fronteras”.

Los derechos comerciales del robot son de la corporación sin fines de lucro Puerto Rico Clean Energy Group (PRCEG). La patente está pendiente y promete transformar la manera de manejar materia flotante en plantas de tratamiento de desperdicios sólidos, hoteles y farmacéuticas a través del mundo entero, eliminando los riesgos de penalidades de las agencias de gobierno.

La presentación del robot se realizó en el Salón de los Espejos del Gimnasio Municipal Pedrín Zorrilla, y al que asistió el cónsul dominicano en San Juan e Islas Vírgenes, Máximo Taveras, y a quien se le presentó la inquietud que el robo pudiera ser considerado para el rio Ozama y otras aguas contaminadas en el país.