Enséñalos a dormir toda la noche

0
62

Durante las primeras semanas de vida es normal que el bebe despierte durante la noche para ser alimentado, porque tiene frío o necesita un cambio de pañal; pero según avanza el tiempo y el cansancio se va incrementando, es usual que  los padres se pregunten: ¿Cuándo dormirá toda la noche?

Por Elizabeth Hurtado

Es importante saber que El sueño es un fenómeno fisiológico, pero el proceso de dormir es una conducta aprendida. Para que el infante tenga un buen hábito del sueño y se convierta en un gran dormilón, los padres deben enseñarle algunas cositas.

El doctor Eduard Estivill, director de la Clínica del Sueño Estivill en Barcelona y autor del libro Duérmete, niño; plantea un método a seguir sobre la higiene del sueño que ha conseguido un 96% de eficacia dentro de los casos tratados en su clínica. Lo mejor es empezar a educar al hijo desde el momento en que nace, pero también se puede comenzar con este método si el niño tiene 1 año, 2 o más.

Recién nacido

El sueño del recién nacido es anárquico, lo que quiere decir que  no distingue entre el día y la noche y duerme las horas que necesita. Acostumbra a levantarse cada 2 o 3 horas para comer y luego vuelve a dormirse. Para comenzar ayudarlo a distinguir entre el día y la noche, se puede…

  • Si se despierta llorando no darle comida inmediatamente. Primero hay que asegurarse  que no llora por alguna otra razón: porque está sucio, tiene frío o calor, etc. Es importante que él no asocie el llorar con la ingestión de alimento.
  • El bebé debe aprender a dormirse solo y en la cuna, no en los brazos, meciéndoles por las nalguitas o cualquier otro método utilizado. Tampoco es recomendable que duerma mientras se le alimenta, hay que tratar de evitarlo.
  • Comenzar a enseñarle a diferenciar los momentos en los que está despierto de aquellos en los que está durmiendo. Cuando esté despierto, sáquelos de la cuna y utilice alguna silla reclinable para él.  Juegue, dele un masaje, sáquelo de paseo, háblele, etc. De esta manera él comenzará a asociar desde bien pequeñito la cuna con el dormir.
  • Enseñarles a diferenciar la siesta del sueño de la noche. Cuando duerma durante el día, no es prescindible que lo haga en su cuarto, puede dormir en la sala o en alguna habitación donde haya actividad. Tampoco dejarlo a oscuras ni evitar del todo los ruidos. En cambio cuando duerma de noche hay que hacer todo lo contrario: que duerma en su cuarto y a oscuras, sin ruidos ni movimiento a su alrededor.

A partir de los 3 meses

Las horas de sueño durante la noche se van haciendo más largas en los pequeños.  Ya para esta etapa se debe ir reforzando la rutina diaria antes de acostarse, puesto que para los niños la repetición significa seguridad.

Se pudiera utilizar un patrón de –Baño-Pijama-Comida-Canción-Chupete y muñeco-Cuna-Sueño.

Un baño tibio antes de irse a la cama lo puede ayudar a relajarse. Existe en el mercado productos a base de lavanda que liberan esencias y aromas suaves y calmantes que ayudarían con este fin.

También, Un masajito reconfortante mejora los patrones de sueños y calma los niños irritables. Puede tomar una pequeña porción de crema o aceite para bebés y calentarla un poquito, entonces frotarlo desde el cuello hasta los pies para que duerma mejor.

Llévelo a la habitación y dedique media hora para alguna actividad tranquila con él, sea cantarle una canción de cuna o contarle un cuento antes de dormir; de seguro que con estos pasos, constancia, paciencia y antes que te venza el cansancio, tu bebe estará ¨soñando con los angelitos¨.