Políticos, migrantes y el 2012

0
4

El proyecto de incluir a los migrantes residentes legales en la reforma de salud de los gobiernos de Estados Unidos y Puerto Rico es una promesa pendiente.

 Por Mario E Paulino Payano

El año 2012 es uno emblemático. La cultura maya así lo dejó consignado en sus calendarios. Siendo realista, es un año de grandes definiciones en el aspecto político, ya que, respectivamente, se acercan las elecciones por la gobernación y presidenciales en Puerto Rico, Estados Unidos y República Dominicana.

Les corresponde a los incumbentes presentar los logros de sus funciones y justificar el incumplimiento de las promesas que hicieron en los diferentes programas de gobierno, así como a los grupos focales; y explicarles a los constituyentes las razones de los retrasos en sus promesas de campaña. Además es el momento en que a los nuevos aspirantes a cargos electivos les corresponde presentar sus propuestas, programas y soluciones a los severos problemas que acosan nuestra sociedad.

El proyecto de incluir a los migrantes residentes legales en la reforma de salud de los gobiernos de Estados Unidos y Puerto Rico es una promesa pendiente a cumplir y anhelada por toda la comunidad trabajadora que paga impuestos y que participa en el progreso de Puerto Rico y los 50 estados. Y falta derogar esa parte de la ley Simpson-Rodino que todavía arrastra una pesada carga de inequidad y de falta de visión salubrista y de prevención.

En el caso de la República Dominicana, se estrenan los “Diputados de Ultramar”, figura consignada en la nueva Constitución dominicana. Estos representantes al Congreso dominicano, serán electos con el voto de la diáspora dominicana en Puerto Rico, Estados Unidos, Suramérica y Europa.

Quiera Dios que los partidos o los grupos políticos presenten personas idóneas para el cargo y que nos representen con dignidad, decoro y honestidad. Líderes que se interesen por las necesidades de millones de dominicanos dispersos por el mundo, quienes son parte de la columna vertebral económica, social y cultural de la República Dominicana.

 

 *El autor Dr. Mario E. Paulino Payano, MD-MPH-PASS es  Pediatra salubrista