Primera Dama acompañó madre de siamesas separadas

0
3

Las niñas fueron sometidas a cirugía después de un proceso de tratamientos, que incluyó la implantación de un balón que permitió completar el proceso de expansión de tejido fino. El globo fue colocado debajo del lado derecho del tórax y cada cierto tiempo se le introducía un líquido para ampliarles gradualmente el tejido

RICHMOND, VIRGNIA.- Las siamesas dominicanas María Teresa y Teresa María fueron separadas durante una cirugía que duró 24 horas. La operación comenzó a las 5:00 de la madrugada en el Children’s Hospital de Virginia y se extendió hasta las 5:00 de la madrugada del otro día.

En uno de los salones del hospital reinaba la tensión. La primera dama, doctora Margarita Cedeño de Fernández compartió y esperó durante varias horas con la madre de las pequeñas, Lisania Sanatis y la tía Mary, quienes en todo el proceso recibieron su apoyo y del equipo de colaboradores del Despacho de la Primera Dama.

El equipo médico de 20 galenos, capitaneados por el doctor David A. Lanning, realizó la cirugía en que las siamesas fueron separadas órgano por órgano. “República Dominicana está viviendo un momento divino en este día y las madres dominicanas sentimos el orden divino derramado en nosotras”, afirmó emocionada la doctora Cedeño de Fernández.

El doctor David A. Lanning del Children’s Hospital de Virginia, es el médico que capitanea el equipo de especialistas que junto a la organización World Pediatric Project, se encargaron de todos el proceso, ofreciendo un excelente cuidado con los más altos estándares de calidad, así como apoyo psicológico y emocional a su madre de las pequelas.

Maria Teresa y Teresa Maria Tapia Sanatis nacieron en el Hospital Dr. Luis Eduardo Aybar, en abril del pasado año, con sus cuerpos unidos por el abdomen y compartiendo el hígado y desde ese mismo instante fueron visitadas por la primera dama, doctora Margarita Cedeño de Fernández, quien de inmediato ofreció todo su apoyo a la madre y a las niñas.

Las pequeñas viajaron el pasado 31 de agosto al Children’s Hospital de Richmond (Virginia, EE.UU) enviadas por el Despacho de la Primera Dama de la República, institución que se hizo cargo de todos los gastos.

El primer año de vida de las pequeñas fue festejado con una hermosa fiesta organiza por el Despacho de la Primera Dama, donde participaron familiares y funcionarios del Despacho. Asimismo, la Primera Dama entregó, en agosto del pasado año, una residencia totalmente remozada y re-equipada, acorde a las necesidades y cuidados especiales de las niñas.

Primicias