www.diasporadominicana.com

El compromiso de Danilo

Danilo Medina será el ganador de las próximas elecciones presidenciales, 1) porque es el más capacitado para dirigir el país en un contexto de crisis internacional y es el único con propuestas precisas para afrontar las demandas esenciales de la población; 2) tiene el respaldo de la principal maquinaria electoral del país, monolíticamente unida y con el más amplio espectro de aliados; 3)- tiene el apoyo del presidente Leonel Fernández.

Sin embargo se le ataca por no haber incurrido en la bobada de deteriorar dos de los tres factores que lo empujan al triunfo,  exhortando a los congresistas de su partido a modificar el presupuesto para satisfacer la demanda del 4% para la educación, con lo que supuestamente desconocía el compromiso que suscribió con la Coalición por una Educación Digna.

Se trata de una manipulación, porque lo que se pactó con todos los candidatos presidenciales les compromete a partir del establecimiento de un nuevo gobierno, y el documento que firmó Danilo no fue distinto al que suscribieron los otros.

En el nuevo presupuesto se incrementa la inversión en educación, pero no se llega a la asignación del 4% porque todos los otros compromisos  lo impiden,  y se pretendía que en vez ser solidario con el presidente Fernández, Danilo corriera a jugar el juego demagógico de los opositores.

Para cumplir como lo hará a partir del 16 de agosto la ley que pauta el 4%, Danilo deberá reestructurar la inversión pública en función del librito que él mismo se ha venido trazando desde el año 2000,  cuando empezó a levantar el armazón de las propuestas con las que se conduce hacia la jefatura del Estado.

El respeta y admira el programa de infraestructura que los gobiernos del presidente Fernández han sembrado por toda la geografía de la República: presas, acueductos, puentes, calles, carreteras, escuelas, universidades, hospitales, túneles, elevados, cruces peatonales, viviendas y metros, entre otras.

Reconoce lo que se hace para auxiliar a los más desprotegidos con programa con el de la de la tarjeta solidaridad, lo logros en la cobertura de salud al afiliar a más de dos millones de dominicanos en los planes de la seguridad social a través de Senasa; sabe del importante rol de los comedores económicos y del  Plan Social de la Presidencia, pero sabe que no se ha hecho mucho más porque el segundo gobierno del  PLD tuvo que concentrarse en sacar al país del hoyo en el que lo había dejado Hipólito Mejía.

Pero también  Danilo tiene su enfoque puesto en las carencias, y no concibe una sociedad del siglo XXI, que por pobre o pequeña no tenga capacidad de recibir a sus niños a la edad más temprana en una escuela que los capacite y los alimente, mientras los padres, a o la madre soltera, salen a procurar el sustento.

Danilo no acepta la exclusión que va dejando un gran porcentaje de la juventud en brazos de la delincuencia, y no se contenta con que una alta proporción de los jóvenes que alcanzan buena preparación, no cuenten con un mercado que los espere para integrarlos a la actividad productiva.

Para él la función pública tiene un objetivo: mejorar las condiciones de vida de la gente, cosa que solo puede logarse con educación y oportunidades de empleo.

Es de él que los electores esperan el mejor trabajo en beneficio de la educación,  es la cabeza del ramillete de los atributos que perciben de un buen gobernante, es el más decidido a propiciar cambios, el mejor inspirado, el más honesto, el más prudente, el más confiable, el más solidario.

Por: Julio Martinez Pozo, periodista

El Nacional

URL: http://diasporadominicana.com/?p=1645

Escrito por en Oct 25 2011. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Primer Periódico Digital Dominicano en Puerto Rico y Primero con noticias de la Diáspora Dominicana en el Mundo (Derechos Reservados)
Designed by Gabfire themes