www.diasporadominicana.com

Emprendedores, llegó su momento

En tiempos de crisis ser capaz de mantener una pequeña empresa se convierte en una tarea titánica. Conseguir la formación y el apoyo para consolidarse en el mercado no resulta fácil. Momentum Proyect es un programa específico para que los sueños se hagan realidad y, de momento, diez emprendimientos sociales saben mucho de ello.

DESTACADOS:.
— Se tiene un miedo atroz “al fracaso, cuando el fracaso es la mejor oportunidad para aprender. Hay que dar voz y cara a las personas que están cambiado el mundo, porque esta es la manera de estimular a otros”, dice Antoni Ballabriga, director de Responsabilidad Corporativa de BBVA.

— Alfred Vernis, director de Programas Universitarios de ESADE, señala que su objetivo era hacer algo nuevo, “diferente”. “Hay que ser capaz de generar optimismo. La economía social no es un sueño en el aire, las cosas se pueden hacer de otra manera”.

— Javier Garilleti, director general de la Fundación PwC, explica que en la selección tuvieron muy en cuenta los “casos en los que su curva de crecimiento son empresas que necesitan un empujón para crecer”. Y reconoce que estos emprendedores son un “ejemplo en el que asumiendo riesgos” se puede llegar lejos.

La colaboración entre el centro de formación ESADE y la entidad BBVA ha dado como resultado un programa de apoyo a 10 emprendimientos sociales relevantes para permitirles que se consoliden, crezcan y escalen en su actividad, en un momento clave de su desarrollo.

Un Comité Científico seleccionó, entre 133 candidatos presentados, a 10 empresas, dos de cuyos miembros van a acceder a una formación especializada en el Campus de ESADE en Barcelona (España), con algunos de los mejores profesores de esta escuela de negocios, auténticos expertos en estrategias de crecimientos, emprendedores, capital riesgo, marketing e innovación y en algunos casos también conseguirán financiación para continuar con la expansión de su proyecto.

En su selección, el Comité ha valorado positivamente aspectos como una organización transparente y comprometida con el emprendimiento; una repercusión social demostrada en la resolución de problemas sociales; una participación activa en la economía de mercado; unos ratios de riesgos viables y sostenibles en el tiempo; una destacada capacidad de innovación y liderazgo y un potencial de escalabilidad, entre otras cosas.

Antoni Ballabriga, director de Responsabilidad Corporativa de BBVA, desvela que después de que este proyecto se consolide en España la intención es “desarrollarlo en América Latina”, pues ya se está trabajando allí en algunas experiencias piloto.

“Nuestro objetivo es que el emprendimiento social se consolide y crezca”, reconoce Ballabriga, que explica lo difícil que resulta tener esta iniciativa.

“Nadie quiere trabajar como emprendedor. Los jóvenes no tiene referentes del trabajo, del esfuerzo, de lo que cuesta ser emprendedor”, y eso, a su entender les hace buscar empleo en otras actividades que quizá no son tan productivas y que perciben con “menos riesgo”.

FRACASO MAL ENTENDIDO.
Se tiene un miedo atroz “al fracaso, cuando el fracaso es la mejor oportunidad para aprender. Y todos tenemos responsabilidad en ello”, continúa diciendo. “Hay que dar voz y cara a las personas que están cambiado el mundo, porque esta es la manera de estimular a otros”, sentencia.

Alfred Vernis, director de Programas Universitarios de ESADE, señala que su objetivo era hacer algo nuevo, “diferente”. Por eso, confirma que no ha sido nada fácil hacer la selección de los 10 emprendimientos.

“Hay que ser capaz de generar optimismo” en un momento en el que la sociedad lo necesita. “La economía social no es un sueño en el aire, las cosas se pueden hacer de otra manera”, dice Vernis.

“Tanto los emprendedores sociales como los jóvenes tienen mucho que aportar a la sociedad. La juventud está super preparada y este tipo de proyectos le enamora”, comenta.

Javier Garilleti, director general de la Fundación PwC, explica que en la selección tuvieron muy en cuenta los “casos en los que su curva de crecimiento son empresas que necesitan un empujón para crecer”. Y reconoce que estos emprendedores son un “ejemplo en el que asumiendo riesgos” se puede llegar lejos.

Ballabriga realiza una valoración muy positiva de todos los proyectos presentados, aunque afirma que le hubiera gustado tener más diversificación geográfica y sectorial, “quizá se deba a que el fenómeno del emprendimiento social no está suficientemente vertebrado y es emergente”.

PROYECTOS.
La mayoría de los proyectos están vinculados al sector textil y relacionados con la integración de las personas con discapacidad intelectual y con trastorno mental, además de tratarse de empresas muy concentradas geográficamente.

Los diez emprendimientos seleccionados son: Catering Solidario, una asociación que ayuda a la integración laboral de mujeres maltratadas; DAU, el primer centro CEE que obtiene la autorización legal como laboratorio farmacéutico fabricante en España; Gran Vallès Asistencial, que cubre las necesidades asistenciales de personas dependientes asegurando calidad y confianza; Hornos Lamastelle, integra a personas con discapacidad a través de la fabricación y venta de empanadas y productos de repostería en todo el territorio nacional.

La Tavella, fomenta la creación de empleo para personas con discapacidad intelectual y trastorno mental severo a través de actividades relacionadas con la agricultura y la ganadería ecológica.; Moltacte integra socio laboralmente a personas con trastorno mental severo en la industria textil; Naturix se dedica a la producción, trasformación y distribución de productos ecológicos de la acuicultura con una gestión comprometida con la sostenibilidad ambiental; Roba Amiga es una cooperativa de cinco organizaciones que fomenta la inserción laboral de personas con riesgo de exclusión en actividades de recogida de ropa usada y otros residuos textiles para su reutilización.

Sostre Civic ofrece una vivienda digna a todos los sectores de la población evitando el sobreendeudamiento de las familias y, por último, Teixidors dedicada a la elaboración de tejidos artesanales, formando a personas con discapacidad en el arte de tejer a mano.

Para Garilleti todos ellos son el ejemplo para otros “de que se pueden resolver problemas sociales, tomando riesgos y asumiendo modelos donde el beneficio es importante”, pero es fundamental una ayuda para crecer.

Por Álvaro Terán.
EFE REPORTAJES

Álvaro Terán

PIES DE FOTO:

1.- Javier Garilleti, director general de la Fundación PwC; Luisa Alemany, directora ESADA Entrepreneurship Institute; Antoni Ballabriga, director de Responsabilidad Corporativa de BBVA; Alfred Vernis, director de Programas Universitarios de ESADE (i-dcha)
2.- Diez empresas van a acceder a una formación especializada en el Campus ESADE. Una de ellas es fabricante de empanadas.
3.- Algunos de los proyectos están relacionados con la agricultura ecológica.
4.- La ganadería ecológica es otro de los proyectos de vinculados al emprendimiento social.

URL: http://diasporadominicana.com/?p=1241

Escrito por en Oct 17 2011. Archivado bajo Gente, Noticias, Otras Noticias. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Primer Periódico Digital Dominicano en Puerto Rico y Primero con noticias de la Diáspora Dominicana en el Mundo (Derechos Reservados)
Designed by Gabfire themes