www.diasporadominicana.com

LA ENSEÑANZA DEL IDIOMA ESPAÑOL A EXAMEN

Por: Luis Hernando VaqueroEl idioma español está de enhorabuena. Su crecimiento como lengua es imparable y cada vez es más común encontrar a personas que lo hablan en cualquier parte del mundo. En la imagen alumnos de la Fundación Comillas, en Cantabria, durante una de las clases.

En el mundo hablan español alrededor de 450 millones de personas y se ha convertido en un idioma con un potencial académico enorme. Más de quince millones lo estudian  y la labor de organizaciones dedicadas a su promoción y enseñanza es cada vez  más reconocida.¿Qué calificación tendrán las personas que dominen el español? Los expertos se reúnen para ajustar criterios.

El español está de enhorabuena. Su crecimiento como lengua es imparable y cada vez es más común encontrar a personas que lo hablan en cualquier parte del mundo. De hecho, es la segunda lengua más hablada, con alrededor de 450 millones de hispanohablantes, solo superada por el chino mandarín (1.200 millones) y por encima del denominado “idioma internacional”, el inglés.

Su potencial académico, con más de quince millones de personas que lo han elegido como estudio de lengua extranjera, no pasa desapercibido y la labor de organizaciones dedicadas a la promoción y enseñanza especializada del idioma y la cultura hispánica cada vez es más reconocida.

Éste es el caso de la Fundación Comillas, institución creada en 2005 por los Gobiernos de España y Cantabria con el apoyo de la Real Academia Española, el Instituto Cervantes y algunas de las empresas más importantes del país. Entre el 6 y el 8 de octubre, la Secretaría Ejecutiva del SICELE (Sistema Internacional de Certificación del Español como Lengua Extranjera) y el Instituto Cervantes, en colaboración con la Fundación Comillas, organizan el II Seminario de Certificación Lingüística del Español.

En las instalaciones de la Universidad Pontificia de Comillas se darán cita algunos de los mejores especialistas en certificación y otros expertos procedentes de universidades e instituciones iberoamericanas y europeas, que trabajan con estudiantes de español y colectivos de inmigrantes.

EL RETO DE ADECUAR LOS MÉTODOS DE EVALUACIÓN.

En esta ocasión, el seminario se centrará en la certificación del español como segunda lengua en los procesos de enseñanza y aprendizaje en Europa y la influencia del idioma en las poblaciones inmigrantes. El reto al que se enfrentan los expertos: adecuar los métodos de evaluación del español a las nuevas necesidades sociales y técnicas de los estudiantes.

Y es que, aunque generalmente se tiende a asociar el estudio de una segunda lengua a personas jóvenes que necesitan demostrar ciertos niveles de ese idioma en alguna prueba de selección, la expansión que está viviendo el español hace que el perfil del estudiante sea muy variado.

Como dice el director académico del Instituto Cervantes, Francisco Moreno, hablar de un solo certificado lingüístico para el español “es pensar que un solo remedio va a curar todas las enfermedades”.

Moreno considera que éste ha sido “el gran cambio en la última década, ya que la demanda de certificados ha crecido en gran medida, pero también se ha diversificado mucho, acercándose a lo que es la certificación inglesa, aunque no tenga el mismo volumen internacional”.

El reclamo para obtener un buen certificado de conocimientos del español es universal, aunque existen tres grandes focos donde la demanda es muy fuerte: Brasil, Estados Unidos y España.En la imagen alumnos extranjeros recibiendo clases de español en las instalaciones de la Fundación Comillas.

Respecto a Brasil, una de las potencias emergentes y que forma parte del MERCOSUR, es el único país de Suramérica de habla no hispana, por lo que existe una evidente necesidad de los brasileños de tener certificados sus conocimientos de español para aspirar a mejores condiciones laborales y poder establecer relaciones fructíferas con sus países vecinos.

En el caso de Estados Unidos, donde casi 50 millones de personas hablan nuestro idioma, el mercado hispano cada vez tiene mayor poder económico y presenta mayores posibilidades de desarrollo. Con una población hispanohablante mejor formada, prolifera un ámbito de relaciones comerciales en el que se siente con más fuerza la necesidad de aprender español y “demostrar que se sabe, porque viven en un entorno donde la influencia hispana cada vez es más fuerte”, apunta Moreno.

En cuanto a España, formar parte de la Unión Europea hace que el conocimiento del español se convierta en un foco de negocio para el resto de países miembros y, además, una oportunidad para abrirse a Iberoamérica.

 

EXPERIENCIAS Y OPINIONES DESDE AMBOS LADOS DEL ATLÁNTICO.

Todas estos factores hacen que, aunque tanto europeos, brasileños o estadounidenses     -así como cualquier persona que quiera aprender español- necesiten tener certificados sus estudios de español, las peculiaridades de cada uno obliguen a establecer determinadas especialidades.

Y éste es uno de los puntos que se tratarán en el II Seminario SICELE de certificación lingüística del español.

El director académico del Instituto Cervantes, Francisco Moreno, destaca que el curso “es una novedad en sí”, porque hay muy pocos que se hayan celebrado en España dedicados específicamente a la certificación lingüística. En estos seminarios se estudia cuál va a ser el futuro de estos exámenes y certificados y si probablemente existe la necesidad de crear algunos más especializados, “que no midan solo el conocimiento general de la lengua, si no también un conocimiento de la lengua por ámbitos profesionales o sociales”.

Neus Figueras, experta en certificación de idiomas, materia a la que se dedica desde 1996 en el Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña (noreste de España), apunta que este seminario es “especialmente interesante por su énfasis en la evaluación y certificación de conocimientos de lengua a poblaciones migrantes”, un tema que, a su juicio, tiene implicaciones sociales por su “relevancia en las políticas educativas y lingüísticas de la Europa del siglo XXI”.

Además, Figueras destaca que el encuentro de Comillas permitirá una visión “más amplia e inclusiva” sobre la certificación lingüística del español,  y cree que el carácter práctico y “eminentemente formativo” del seminario fomentará la participación e intercambio de experiencias y opiniones de profesionales que llevan a cabo su trabajo a ambos lados del Atlántico.

Otro de los aspectos que también se debatirá en el II Seminario SICELE de Comillas será el tipo de pruebas y cómo se mide mejor el conocimiento de las lenguas, sin olvidar la controversia sobre la viabilidad y la fiabilidad que ofrecen las nuevas tecnologías a través de las pruebas en línea.

DESTACADOS:.

+++ El reclamo para obtener un buen certificado de conocimientos de español es universal, aunque existen tres grandes focos donde la demanda es muy fuerte: Estados Unidos, Brasil  y Europa.

+++ Entre el 6 y el 8 de octubre, la Secretaría Ejecutiva del SICELE (Sistema Internacional de Certificación del Español como Lengua Extranjera) y el Instituto Cervantes, en colaboración con la Fundación Comillas, organizan el II Seminario de Certificación Lingüística del Español.

+++ Neus Figueras, experta en certificación de idiomas, apunta que este seminario es “especialmente interesante por su énfasis en la evaluación y certificación de conocimientos de lengua a poblaciones migrantes”.

EFE-REPORTAJES

URL: http://diasporadominicana.com/?p=1122

Escrito por en Oct 14 2011. Archivado bajo Noticias, Reportajes. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Primer Periódico Digital Dominicano en Puerto Rico y Primero con noticias de la Diáspora Dominicana en el Mundo (Derechos Reservados)
Designed by Gabfire themes